Las fantasías eróticas que más pesan en las mujeres

La cabeza de una mujer no tiene límites. En una orilla está el romance y en la otra la suciedad, sexual. Esa mezcla permite que nuestra mente pueda hacer y deshacer cuando de fantasías eróticas se trata.

Diferente a los hombres heterosexuales, o por lo menos la mayoría, una mujer ‘hete’ puede disfrutar solo con el pensamiento de un encuentro con una persona de su mismo género. Pienso en este momento, que ella mete su mano en mi vagina y besa la orilla de mi boca y me parece muy excitante.

Una fantasía es una vivencia mental. Un sueño revelado con imágenes y sensaciones que causan placer y por eso se piensan en ellas, una y otra vez, en el trabajo, cuando conduces, ves televisión o te bañas

crop

Quiero hacer un paréntesis sobre la educación sexual recibida por las mujeres. Nos han dicho que nunca debemos proponer qué nos gusta que nos hagan y qué queremos hacerle a él. Es un pecado fantasear y eso ha llevado que solo se disfrute en una cama.

Creo que las fantasías tienen como punto de partido salir del confort de la cama para explorar en ambientes poco comunes, en transformar lo cotidiano, en permitirse escoger de una bandeja llena de comida, el plato que más excita y sin tabú.

Al retomar el tema en sí del tipo de fantasías sexuales que más gustan a las mujeres, se encuentra el tomarse fotografías o hacer videos de desnudos y compartirlos con quien les causa placer.

Asumir el rol pasivo, por un día, que consiste en dejar que el dominio absoluto esté en manos del hombre, se incluye como una fantasía. Y aunque ellos se le miden más a tirar en sitios públicos, sea cual sea, ellas no descartan esta opción de placer. 

La playa parece el sitio que combina excitación y romance. Allí no se disfruta tanto el follar por la arena inescrupulosa. Aun así, puede ser el sitio perfecto para compartir un organismo si las circunstancias lo permiten.

Algunos lugares más riesgosos son el trabajo o el baño de un amigo cuando se visita. Ambos pueden acelerar la excitación, porque más que públicos, son extremos por el vínculo con las personas que ahí se encuentran, lo que hace de esta, una fantasía aun más rica.

Las mentes más abiertas de las mujeres rondan por las fantasías que incluyen intercambio de parejas o más de 2 personas en la cama. Los hombres no son los únicos que deliran de placer con ellas.

El juego de roles anima una relación larga y quizás cansada de la monotonía sexual. Qué tal si ella, él o ambos son otra persona por un día. Para eso se puede planear el encuentro y lucir una personalidad distinta con ayuda de maquillaje y vestuario.

Lo único que puede frustrar que se cumpla alguna de estas u otras fantasías, es la mente, porque siembre habrá alguien dispuesto a complacer.

Curioso: Un estudio realizado por la universidad de Vermont demostró que el 98 % de los hombres y el 80 % de las mujeres fantasean con otras personas. El 48% reconoció que esa fantasía les generaba un sentimiento de culpa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s